13/2/14

Demasiado Serio


Mis hojas en blanco tratan de decirte algo. Pero ellas no hablan. Y a mi, nada me sale. Y balbuceo palabritas que no se como pronunciar. Se pinta mi cara de colorado cuando te veo llegar con tus vestidos coloridos.

Capaz que estoy mas niño y el pudor por fin llego. Al final, logre conseguir esa vergüenza ajena que siempre me falto, a la hora de mirarme de lejos ¡Que mal momento elegí para aprender a ser medido y mesurado!

Supongo que a todo loco le llega su momento de crecer y volver a ser nene otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario